logo 3-es

Fiesta de la Beata Victoria Díez: “Ánimo compañeros que la vida puede más”

 0810-2

MADRID, España.
El 12 de agosto se celebra la fiesta de la beata Victoria Díez, aniversario de su muerte como testigo de la fe, producida en 1936 en Hornachuelos, provincia de Córdoba, donde era maestra.

Victoria Díez y Bustos había nacido en Sevilla el 11 de noviembre de 1903, era la única hija de José Díez Moreno y de Victoria Bustos de Molina. A los seis años ingresó en la Escuela de Artes y Oficios de Sevilla y entre 1919 y 1923 estudió en la Escuela de Magisterio de la misma ciudad donde obtuvo el título de maestra.

En 1925 se incorporó a la Institución Teresiana y desde entonces vivió su vocación educadora con los rasgos y métodos pedagógicos de dicha Obra, que se extendía por entonces, a través de Academias y Centros Pedagógicos. Es considerada maestra “de la escuela de Pedro Poveda”, es decir, una persona que unió en su vida la fe y la ciencia, la vocación y la profesión, al servicio de los demás. En 1927 Victoria obtuvo por oposición (concurso) una plaza de maestra en Cheles (Badajoz) El curso siguiente (1927-1928) se trasladó a Hornachuelos, Córdoba, donde desarrolló una intensa actividad educativa, pastoral y social.

En la madrugada del día 12 de agosto de 1936, en un contexto de persecución religiosa estallada la guerra civil española, Victoria fue conducida a pie junto con 17 hombres a una mina ubicada a unos 12 km del pueblo, entre ellos estaba el párroco D. Antonio Molina. Según testimonios posteriores Victoria alentaba al conjunto con la expresión de san Pablo: ánimo, “veo el cielo abierto”. Allí fueron fusilados uno tras otro. Ella fue la última, dando testimonio de su fe. Tenía treinta y dos años.

Fue beatificada por el papa san Juan Pablo II el 10 de octubre de 1993, en la plaza de san Pedro en Roma, junto al fundador de la Institución Teresiaan, también mártir, san Pedro Poveda. Sus restos se veneran en una cripta debajo de la capilla de la sede de la Institución Teresiana en Córdoba (España) frente a la Catedral-mezquita de esa ciudad.

Elia Fleta Mallol compuso en su homenaje la canción “Tu grito de Victoria”, que describe la dimensión espiritual, de fe y de entrega de Victoria Díez en aquella última madrugada de su vida. Contiene una frase que se ha hecho popular y que se atribuye a Victoria, aunque no ha sido pronunciada por ella, pero expresa la intensidad de aquellas horas mientras caminaba con sus compañeros la ruta que los conducía a la Mina del Rincón donde perdieron la vida: “¡Ánimo compañeros que la vida puede más, que la fe se hace más fuerte si la tienes que gritar!”.

La primera parte de esa frase se ha escrito como graffiti en la pared principal de la residencia de estudiantes Aula de Montevideo (Uruguay), cuyas residentes vivieron hace unos meses una triste situación resuelta al estilo de Victoria, con mucho ánimo y creatividad. Lo recordamos en el siguiente link: Recuperaron el graffiti más duradero del mundo.

Escrita por Isabel Orellana Vilches, en el portal Zenit se ha publicado una semblanza de Victoria Díez Bustos y Molina

Canción de Elia Fleta Mallol, Tu grito de Victoria

Info.IT

Back to top