Viernes, 03 Agosto 2018 00:00

Se inició la XVIII Asamblea General de la Institución Teresiana

LOS NEGRALES, Madrid, España. 
La mañana del 1 de agosto de 2018 ha tenido lugar la sesión de apertura de la XVIII Asamblea General (AG) de la Institución Teresiana, en el Centro Santa María de Los Negrales. Se extenderá hasta el 15 de agosto. La Directora de la Institución, Maite Uribe, pronunció el discurso de apertura. La eucaristía inaugural fue presidida por el Cardenal D. Carlos Osoro, arzobispo de Madrid.

En la ceremonia inicial se hizo una referencia-puente a la Asamblea de todas las Asociaciones (a.e.) de la Institución, clausurada el 28 de julio. Con la señal de Cruz a través de una canción se tomó conciencia de la presencia de Dios en la reunión; se rezó el credo con adaptaciones para la ocasión y se oró con plegarias al Espíritu enviadas por miembros de la Institución desde distintos lugares del mundo.

Palabras de la Directora de la Institución

0803-5Maite Uribe BilbaoMaite Uribe BilbaoEn primer lugar Maite Uribe leyó los mensajes enviados a la Asamblea por el Papa Francisco, el Cardenal Kevin Farrell, prefecto del Dicasterio de Laicos, la Familia y la Vida y de Milton Trócoli, obispo de Maldonado, Uruguay.

Inmediatamente después dio lectura al discurso inaugural, acogido por las asambleístas quienes aplaudieron sostenidamente y de pie.

Maite Uribe comenzó recordando que "acabamos de celebrar la Asamblea de la fe y del envío a vivir en esperanza (a.e.) con representantes de todas las Asociaciones de la Institución Teresiana. Han sido días intensos de búsqueda de la voluntad de Dios, de audacia compartida, de humildad y confianza y sobre todo, de gratitud.

Una inmensa gratitud por sabernos llamados personal y asociadamente a ser testigos de esperanza allí donde la misión nos lleva, inspirados por el carisma de Pedro Poveda y enviados a caminar con hombres y mujeres, jóvenes y adultos que buscan como nosotros, sociedades de justicia y de paz.

Ha sido una experiencia fuerte que precede y completa la que vamos a vivir nosotras estos días. Las palabras que mejor pueden expresar lo que está viviendo la Institución Teresiana desde el 21 de julio y que finalizará el 15 de agosto, podrían ser diversidad y comunión, fidelidad y creatividad y todo mirando a un futuro en el que sabemos que Dios camina con nosotros.

La Directora de la IT hizo un recorrido del proceso vivido por la Institución desde la aprobación de su actual Estatuto, al inicio de esta XVIII AG me gustaba establecer un cierto diálogo entre la XIV Asamblea General, que tuvo lugar en 1994 y que nos puso en una dirección clara y profética después de la aprobación de los Estatutos de 1990, con el lema Audaces en la esperanza, y la XVIII Asamblea General que estamos inaugurando con el lema Asamblea de la fe y del envío a vivir en esperanza, dijo. 

Y continuó, dos Asambleas y dos lemas que expresan continuidad y novedad, desarrollo y avance hacia ese futuro que Dios nos presenta como una nueva alianza, una nueva promesa basada en la fe y en la audacia, en la ternura y en la misericordia.

Hoy, en esta XVIII Asamblea General de 2018, 28 años después de esa aprobación (de los nuevos Estatutos en 1990), y 24 años después de la XIV Asamblea General celebrada en 1994, con toda la riqueza del camino recorrido en estos años, queremos de nuevo agradecer la identidad asociativa y la misión a través de la cual y para la cual, Dios nos ha convocado, reafirmándonos en nuestra dimensión eclesial, propia de una Obra de la Iglesia.

0803-2

Eucaristía de inauguración

Presidida por el Cardenal D. Carlos Osoro, se celebró la eucaristía de inauguración de la XVIII Asamblea General.

0803-4Capilla de Santa María de Los NegralesCapilla de Santa María de Los Negrales

Tras expresar que la Asamblea es una gracia de Dios, el arzobispo de Madrid, pidió transitar por el mundo desde tres ejes de acuerdo al Evangelio proclamado (Mateo 13:44–46, la parábola del tesoro encontrado).

Esta Obra sirve al Señor porque surge en la Iglesia para dar vida. Fue fundada por un hombre excepcional que ha dado la vida", dijo y agregó, "volvamos al Señor para separar el oro de la escoria. Todos tenemos escoria, pero se nos pide que no vivamos de ella, sino del oro, que es la vida del Señor

La Institución Teresiana tiene una espiritualidad cristocéntrica y de Encarnación. Hay que estar en los caminos de los hombres de hoy, para ser fieles al origen. Es eminentemente humano, un humanismo que exige audacia evangélica. Audacia que vemos en Pedro Poveda, que dio la vida por llevar a Jesucristo, subrayó.

También se refirió a la Institución eminentemente laical, y puntualizó que hoy tiene mucha importancia este estado y la participación del laicado en la vida de la Iglesia. Pedro Poveda fue un adelantado porque fundó una asociación de laicas que lo vendéis todo por encontrar un tesoro. Pero esto exige volver al campo, al centro, a Jesús. Conocerlo cada día más, dijo.

También señaló que en la actualidad hay que ser hombres y mujeres capaces de hacer lectura de los acontecimientos, para saber qué pasa... y la Institución Teresiana tiene las características para situarse de esta manera. No os olvidéis de volver al Señor, experimentar que tenéis un tesoro que hay que cuidar. Y que lo habéis vendido todo para poneros al servicio de la Iglesia y de todo ser humano que lo necesite. Concluyó con una mención a la presencia de María en la vida de la Institución y en la devoción de san Pedro Poveda que sintió la inspiración de la Obra ante la Santina de Covadonga.

Info.IT

 

DEPARTAMENTO DE INFORMACIÓN

C/ Príncipe de Vergara, 88. 28006 Madrid, ESPAÑA

 

Top